Ahora

6/recent/ticker-posts

Nuevos casos del misterioso “Síndrome de La Habana” se registraron en Austria, Alemania y Vietnam

 

El viaje a Vietnam de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, debió retrasarse algunas horas debido a un “un reporte de un posible incidente de salud anómalo en Hanoi”, que son atribuibles al llamado “Síndrome de La Habana”.

Los síntomas que presentó la persona afectada fueron fuertes dolores de cabeza, náuseas, la escucha de un sonido agudo y presión dentro de la cabeza.

El detalle de los síntomas coinciden con lo presentado por dos funcionarios diplomáticos que, durante la semana pasada, tuvieron las mismas complicaciones en Hanoi, la capital de Vietnam.

La situación también se dio en Austria, donde más de 20 funcionarios estadounidenses en Viena han debido ser atendidos en lo que va de año por las mismas afectaciones.

Mientras tanto, el Wall Street Journal informó que, durante la última semana, “al menos dos funcionarios oficiales solicitaron tratamiento médico tras desarrollar síntomas de la misteriosa queja de salud” en Alemania.

¿Qué es el Síndrome de La Habana?

El síndrome, calificado oficialmente “incidentes sanitarios anómalos” o “inexplicables”, consiste en un conjunto de síntomas que incluyen náuseas, fuertes dolores de cabeza, de oído e insomnio, los que empezaron a ser denunciados en la capital cubana a partir de 2016.

En ese entonces, diplomáticos estadounidenses y de Canadá se quejaron por estos síntomas, además de mareos, pérdida del equilibrio, pérdida de audición y ansiedad hasta algo que describieron como “niebla cognitiva”.

Científicos encontraron “anomalías cerebrales” en los funcionarios tratados y sospecharon de un “ataque sónico”. Más tarde, se identificó que la energía de radiofrecuencia (RF) pulsada dirigida es la causa más probable de los síntomas.

Una teoría informada por el The New Yorker es que una agencia de inteligencia extranjera, probablemente el GRU de Rusiaapuntaba dispositivos de microondas a funcionarios estadounidenses para poder recopilar datos de sus computadores y teléfonos celulares.

La energía dirigida ha sido probada por numerosos países como arma, pero también tiene otras aplicaciones potenciales.

Fuente: ADN noticias

Publicar un comentario

0 Comentarios